Etiquetas

martes, 22 de mayo de 2012

Un gratinado diferente

Ya saben que amo las pastas, quién no?
También saben que una forma de prepararlas y hacerlas más suculentas es gratinándolas al horno.

Esta vez les muestro una propuesta diferente. Como siempre la inspiración vino de "lo que había disponible en la heladera". Traté de hacer una versión light porque en un principio se me ocurrió algo un poco más cargadito, aunque queda pendiente para esos días de frío que se acercan.







Ingredientes:
1 pechuga
1/2 paquete de los grandes de espinaca congelada
1 cebolla
queso blanco
queso fresco
queso rayado
Pastas preferidas

La pechuga la cociné en caldo y deshilaché. Aparte cociné la espinaca con una cebolla cortada en juliana, ah, y un diente de ajo picadito.
Cuando la espinaca se descongeló del todo, agregué el queso crema y el pollo.

Mezclé todo con los fideos previamente cocidos al dente.  Dispuse en una fuente, agregué dados de queso fresco, queso rayado por encima y al horno hasta que estuvo dorado.

Obviamente pueden reemplazar el queso blanco por salsa blanca o crema y el resultado será mucho mejor :)

besos

Jochi

6 comentarios:

  1. epa, me parece que te la copio en breve... me en-can-tó!
    Buenísimo lo de sumar espinaca, sobre todo congelada que en casa nunca falta...ja!
    Besitos:>

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. esta receta sí que es fácil. Le sacás el ajo y listorti

      Eliminar
  2. Ay como me gustan las cosas gratinadas, con manteca y queso en la parte de abajo del horno y queda la costrita riquisima! Lo voy a hacer pero para mi sin espinaca!
    Besos,
    Lau

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...