Etiquetas

jueves, 3 de febrero de 2011

Pollo Teriyaki

Pollo Teriyaki
Mis incursiones en la comida oriental son recurrentes. Aquí me tienen una vez más. Obviamente con algunas licencias. Traté de adaptarlo lo más posible a los ingredientes que tenía a mano. Para mi el resultado fue bueno. Además quiero decirles que es tan fácil… La verdad tiene un nombre pretencioso a los ojos de un occidental, pero es simple. Lo declaro ideal para invitar amigos y quedar más que bien. Esto para mi es un arma de doble filo, ya que, me compromete sobremanera.

Volviendo a la receta, estuve investigando, algo que suelo hacer: buscar alternativas, reemplazos, su historia, etc. En este caso pude averiguar, en resumen, que el nombre proviene de la forma de cocinar algo untándolo o bañándolo en una salsa específica. Además, en teoría tendría que estar compuesta de 4 elementos: mirin, salsa de soja, azúcar y sake. El mirin es un vino blanco dulce, así que el reemplazo es fácil y el sake… podemos obviarlo o reemplazarlo por otro alcohol blanco. También suele agregársele jengibre y, para mi sorpresa, el agregado de semillas de sésamo es una costumbre que el plato adquirió en su occidentalización.
En mi caso, usé:
Pechugas de pollo (o presas que más les gusten)
Salsa de soja
Misma cantidad de vino blanco
2 cucharadas generosas de azúcar
Un chorrito de Vodka
Hubiera querido agregarle jengibre, pero no tenía.
Por último, sí agregué semillas de sésamo tostadas. Me encanta como quedan.
Acompañé con una ensalada de pepino japonés (pueden usar el común) dulce.

Pollo:
Antes que nada, mariné las pechugas con un poco de la salsa.
Doré las pechugas primero y seguí cocinando con un poquito de la salsa. Si se les reduce demasiado, agreguen agua.
Cuando las pechugas estuvieron las aparté y terminé de reducir la salsa.
Un tip: espesar con maicena disuelta en agua fría.
Por último serví las pechugas cortaditas, con la salsa y semillas de sésamo.

Ensalada:
Corté los pepinos y, mínimo una hora antes de la hora de la cena, los puse a marinar en la heladera con azúcar, sal y vinagre.
Cuando el pollo estuvo listo, escurrí el líquido y usé los pepinos como guarnición.

Así de fácil



6 comentarios:

  1. Qué ricooooo!!!!!!! Cómo me tentaste!!!! Aparte como vos decís, es muy fácil!!!! En breve lo voy a intentar... lo que sí, en casa voy a tener que reemplazar la ensalada de pepino dulce, por un arroz blanco (a mi me tienta esa ensalada, pero a mi marido no podría ni nombrársela! jaja).
    Después te cuento!!!

    ResponderEliminar
  2. muy tentador voy a hacerlo. Un detalle y disculpá el atrevimiento: "Pollo" va con "ll"!!

    ResponderEliminar
  3. Perdón por los errores, fueron corregidos, el msn nos va a arruinar! gracias por hacerlo notar.

    ResponderEliminar
  4. Jochi voy a implementarlo! amo el pollo y la salsa de soja!
    Eso si paso del pepino... acompaño con algun salteado de morrones y algo mas

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Qué rico queda el pollo con salsa de soja!!!! Cambio la ensalada nada más!

    Me encantó!!!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...